RELATOS DE MI MEMORIA
RELATOS DE MI MEMORIA


EAN: 9788494839122
Editorial:
Materia(s): Biografía e historias reales
Disponible en tienda
Se trata de un libro autobiográfico, puesto que está contado en primera persona, pero en el que bajo la forma de crónica personal y profesional, se construye todo un friso de caras conocidas formando un elenco de personajes y situaciones que dan una idea brillante y heroica de lo que ha sido la comunicación audiovisual en España, según sus presentadores, “una auténtica historia de España a través de la radio y de la televisión”.

En el libro se recogen confidencias de los presidentes Adolfo Suárez y Salvador Allende, vivencias pasadas al lado de “los barbudos de Sierra Maestra” (con Fidel Castro y sus hermanos, principalmente sus hermanos, a la cabeza), los inicios en la música del cantante Julio Iglesias, su trato con figuras tan notorias como el naturalista Rodríguez de la Fuente, la actriz Carmen Sevilla o el cineasta Chicho Ibáñez Serrador, los periodistas Bobby Deglané, Matías Prats (padre e hijo) Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo, Carlos Herrera quien, junto con Fernando Ónega, actuó como presentador del libro en la sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes, el pasado 25 de septiembre.

Allí, ante una nutrida concurrencia compuesta en su mayoría de rostros conocidos de la comunicación (entre ellos, sus discípulos Matías Prats, Carlos Alsina y Ernesto Sáez de Buruaga, el humorista Juan Luis Cano, o los citados Del Olmo y Gabilondo), Miguel de los Santos, en plena forma y lleno de ganas de seguir, fue desgranando alguna de las anécdotas que componen el libro y que son nada menos que la historia de la radio y la televisión españolas de los últimos 60 años (con especial detenimiento y hondura para aquellos pioneros de cuando en España sólo había dos canales, La 1 y La 2, ambas en blanco y negro) y, al mismo tiempo, toda una radiografía de la reciente historia de España vista desde la atalaya de los medios de comunicación audiovisuales en los que él fue maestro de periodistas.

No hay duda de que Miguel de los Santos se ha sabido ganar, a fuerza de trabajo, el sitio destacado que ocupa en su profesión, pero más admirable resulta aún ver la colección de amigos entre los propios compañeros y discípulos, sin importar la emisora de radio o la cadena.a la que pertenezcan.